Riesgos y desafios para las mujeres periodistas en México

Ejercer el periodismo en México, supone una serie de desafíos y muchos riesgos para todas aquellas personas que han asumido esta profesión como una forma de sustento y desarrollo personal, y cuyas motivaciones no siempre se acercan a la narrativa romántizada de la vocación y el compromiso social con «la verdad»; estos riesgos y desafíos se amplificam cuando las personas que deciden ejercer el periodismo en México, son mujeres.

En el marco del Dia Internacional de la Mujer, desde el Observatorio Mexicano de Medios sabemos que para las mujeres ejercer la profesión implica un mayor esfuerzo ante las condiciones inequitativas en el sector.

Discriminación laboral en razón de género.

Las mujeres dedicadas al periodismo, suelen enfrentar desciminación en su trabajo, a partir de la asignación de tareas menos relevantes dentro de los medios de comunicación, o fuentes y coberturas de menor impacto profesional y exposición, además de falta de reconocimiento en su labor. Hoy el fenómeno es un poco menos frecuente en las redacciones de medios con presencia nacional o medios consolidados en capitales de los estados, sin embargo en redacciones y medios regionales del interior de la república o zonas más cercanas al contexto rural, esta situación es muy común a la fecha.

Acoso y violencia permanente.

A las situaciones de permanente violencia a las que se enfrentan las mujeres mexicanas como acoso en la calle, violencia física y verbal, riesgos de sufrir ataques, secuestros y feminicidios, las mujeres periodistas enfrentan más situaciones de riesgo en el desarrollo de su actividad periodística.

Las mujeres periodistas enfrentan con mayor frecuencia amenazas por parte de personas cuyos intereses pueden ser afectados tras investigaciones periodísticas o coberturas, estas amenasas también derivan en agresiones verbales, tanto en línea como fuera de línea, difamaciones, descalificaciones, incluso agresiones sexuales o físicas.

En las salas de redacción también hay excenarios de violencia y acoso para las mujeres relacionadas al periodismo; principalmente en contextos regionales, continúan prácticas de hostigamiento sexual por parte de compañeros de trabajo, o jefes, quienes incluso condicionan y/o favorecen a mujeres ya sea por su apariencia física o su disposición a entablar relaciones sexo-afectivas con ellos.

Brecha salarial y condiciones laborales desfavorables

Las mujeres periodistas ganan menos dinero por realizar el mismo trabajo y la justificación de varios empleadores tiene que ver con estereotipos de género y con exigencias laborales inequitativas, ya que en muchas ocasiones se presupone que los hombres enfrentan mayores riesgos o tienen mayores capacidades para determinadas coberturas a las que corresponde un mayor pago.

Además, la realidad patriarcal aún imperante en muchas regiones, obliga a las mujeres a ajustar sus tiempos laborales con otras actividades personales o familiares, como el cuidado de sus hijas o hijos, o el trabajo doméstico no remunerado. Obligadas a cubrir medios tiempos, trabajar por horas o en horarios menos flexibles para determinadas coberturas, las mujeres acceden a menores oportunidades de desarrollo económico y personal.

Falta de oportunidades de liderazgo

Las mujeres periodistas en México acceden con menor frecuencia, a puestos directivos, en los medios de comunicación, lo que limita su capacidad no sólo para desarrollarse profesional y económicamente, sino la de influir en la agenda informativa y por tanto promover coberturas relacionadas a la igualdad de género y establecer mecanismos de equidad laboral en sus medios de comunicación.

Estereotipos de género.

Las mujeres dentro de los medios de comunicación en el ejercicio del periodismo en México, además enfrentan estereotripos que limitan su capacidad para realizar de forma efectiva sus labores profesionales y para ser reconocidas por su trabajo. entre ellas:

La idea de que las mujeres son emocionales e irracionales: Este estereotipo puede hacer que las mujeres periodistas sean vistas como menos capaces de tomar decisiones objetivas y basadas en la razón, lo que puede limitar su capacidad para cubrir ciertos temas o para ser consideradas para ciertos trabajos.

La idea de que las mujeres son menos competentes: A pesar de que las mujeres periodistas tienen la misma formación y experiencia que sus colegas hombres, pueden ser percibidas como menos competentes en su trabajo debido a los estereotipos de género.

La idea de que las mujeres son menos ambiciosas: Las mujeres periodistas pueden ser vistas como menos ambiciosas que sus colegas hombres, lo que puede limitar su capacidad para ascender en su trabajo o para ser consideradas para puestos de liderazgo.

La idea de que las mujeres son menos agresivas: En algunos casos, las mujeres periodistas pueden ser vistas como menos capaces de realizar investigaciones o reportajes de investigación agresivos, lo que puede limitar su capacidad para cubrir ciertos temas o para ser consideradas para ciertos trabajos.

La idea de que las mujeres son más vulnerables: Las mujeres periodistas pueden ser vistas como más vulnerables a la violencia y el acoso en línea y fuera de línea, lo que puede limitar su capacidad para ejercer su labor de manera segura y efectiva.

Con información de:

El informe «Violencia contra las mujeres periodistas en México», elaborado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en 2019 y el informe «La mujer en los medios de comunicación», publicado por el Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES) en 2020.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También observa

La importancia del conocimiento en periodismo para estudiantes de comunicación

En un mundo cada vez más conectado e inundado de información, es crucial que los estudiantes de comunicación adquieran habilidades y conocimientos en periodismo. Este artículo explora la relevancia de entender los principios fundamentales del periodismo y cómo esto puede potenciar la carrera de los futuros profesionales de la comunicación.